Archivo de Julio de 2016

PRESB√ćTERO GREGORIO MAKANTASSIS

Domingo, 10 de Julio de 2016

Párroco de la Iglesia Ortodoxa brinda su opinión del Bicentenario

El padre Gregorio Makantassis, p√°rroco de la Iglesia Cat√≥lica Apost√≥lica Ortodoxa de Antioquia, dijo en el espacio Repensando los √ļltimos 200 a√Īos y mirando el futuro, que los argentinos nos encontramos ante el desaf√≠o de ‚Äútrabajar juntos por un pa√≠s con mayor inclusi√≥n social‚ÄĚ, y elev√≥ sus oraciones para que podamos ‚Äúconstruir una Argentina con un verdadero compromiso por el bien com√ļn‚ÄĚ.

El mencionado espacio se publica en el diario EL LIBERAL, dirigido por el Lic. Gustavo Ick con motivo del Bicentenario de la Declaración de la Independencia de nuestro país.

‚ÄúEs importante recordar y agradecer a Dios por tantos pr√≥ceres y hombre de buena voluntad que amaban a la Argentina y que lucharon por sus ideales nacionales con pasi√≥n. Asimismo es oportuno reflexionar acerca de c√≥mo estamos hoy con respecto a los principios que motivaron a nuestros pr√≥ceres a declararse como una naci√≥n independiente y libre de toda dominaci√≥n extranjera‚ÄĚ, reflexion√≥ el sacerdote.

‚ÄúSin embargo hoy nos encontramos en un momento donde tenemos que trabajar juntos por un pa√≠s con mayor inclusi√≥n social, con oportunidades laborales para todos, mayor cobertura m√©dica, mejor educaci√≥n, una distribuci√≥n equitativa de las riquezas, acceso a una vivienda, protecci√≥n y cobertura social a los que menos tienen, en definitiva que promueva los derechos humanos de todos los que pueblan nuestra patria‚ÄĚ, advirti√≥.

El padre Makantassis finaliz√≥ diciendo: ‚ÄúPor eso como religioso elevo mis oraciones a Dios, para que mirando hacia el futuro que nos aguarda, podamos unidos por el amor de los unos a los otros, construir una Argentina con justicia social, con un verdadero compromiso por el bien com√ļn, en el marco de un di√°logo fecundo que nos permita ser un pa√≠s m√°s federal y democr√°tico. Solo as√≠ seremos fieles a la vocaci√≥n de servicio, entrega y sacrificio que encarnaron nuestros pr√≥ceres‚ÄĚ.